miércoles, 12 de abril de 2017

Millonarios mexicanos con un cuarto menos de fortuna

El año pasado fue malo para los negocios de los supermillonarios mexicanos, que perdieron una cuarta parte de su fortuna, aunque las cosas no fueron mejores para sus colegas del resto del mundo.

    
Según el Censo de Multimillonarios de Wealt-X, en México hay 28 personas que poseen un caudal de 122.000 millones de dólares.
    La cifra representa una caída de 3,4% en la cifra de supermillonarios y de 25,2% en la del dinero que han amasado, de acuerdo con el recuento.
    El dinero atesorado por el club de personas más pudientes de México equivale a casi la mitad de las exportaciones de México hacia Estados Unidos durante 2016 que totalizaron 294.000 millones de dólares, hizo notar el diario especializado El Financiero.
    La reducción en los activos de los más acaudalados del planeta es la primera que se presenta desde la crisis financiera global del 2009, derivada del escándalo de la hipotecas, que hizo quebrar a algunos gigantes financieros como Deutsche Bank.
    Según el censo, la población mundial de multimillonarios sufrió una reducción de 3,1%, a 2.397, de acuerdo con el censo.
    Los magnates Carlos Slim y Alberto Bailleres aparecen como los más ricos de México con fortunas que superan los 70.000 millones de dólares en conjunto, de acuerdo con las listas de la revista Forbes.
    Los principales sectores en donde invierten su dinero son el financiero, bancario y conglomerados industriales.
    Según el último recuento de la revista Forbes, debutó en la lista de los más ricos de México el fabricante de tequila Francisco Beckmann, que apareció en el lugar número 7, con una fortuna estimada en 5.200 millones de dólares, en coincidencia con el "boom" de este licor en los mercados mundiales.
    Según Wealt-X, la llegada del presidente Donald Trump a la Casa Blanca "replantea una perspectiva diferente en las relaciones comerciales", al que deberá añadirse el tema del dólar fuerte que golpea a las principales monedas emergentes como el peso mexicano.
    "Una nueva era tecnocrática en la política estadounidense ha planteado la perspectiva de una importante sacudida del sistema comercial global y un realineamiento de las relaciones internacionales, incluida la de México", dijo Michael W.
    Phillips, directivo de Wealth-X.
    "Un fuerte dólar estadounidense fue clave para contrastar las fortunas regionales de la población multimillonaria mundial y las tecnologías transformadoras están interrumpiendo las normas industriales establecidas desde hace tiempo para esta población demográfica ultra rica", afirmó.
    El año pasado hubo 283 personajes que perdieron su privilegiado sitial de multimillonarios, pero otros 207 nuevos surgieron como nuevos miembros de esta exclusiva cofradía.
    Según la firma, la población actual de multimillonarios y su riqueza combinada siguen siendo las más grandes desde 2014, para sumar 7,4 billones de dólares.
    Los "superricos" sobre todo viven en Estados Unidos, China, Alemania y Rusia, pero el magnate mexicano de las telecomunicaciones Carlos Slim despunta como uno de los pocos del Top Ten que vive en una nación emergente, que se ubica en el número 13 de la lista de las principales economías del planeta.
    Para los expertos, el aumento en las fortunas de los 15 hombres más ricos de México no es otra cosa que un reflejo de la creciente desigualdad y de polarización de la riqueza en este país.
    La riqueza de los cuatro millonarios más ricos de México representa el 9% del Producto Interno Bruto (PIB), que contrasta con los 53,3 millones de habitantes (casi la mitad del total), que permanece en pobreza, según un informe de Oxfam de 2015. (ANSA).

No hay comentarios: