martes, 4 de abril de 2017

¿Mafia calabresa infiltrada en el fútbol español?

El arquero, el DT y el inversor del club Eldense, todos italianos, fueron arrestados por la policía tras la derrota 12-0 del equipo ante Barcelona B, un supuesto arreglo que desnuda presencia de la 'Ndrangheta en el fútbol español.

    
El DT es Filippo Vito di Pierro, que no tenía la documentación necesaria para entrenar, el inversor es Nobile Capuani y el arquero Alessandro Zanier, afirma el diario El País, que habla de otro jugador arrestado, no identificado.
   
 La policía investiga el delito de corrupción entre particulares, tras el partido que el colista Eldense, de Alicante, precisaba ganar ante Barcelona B, líder del grupo III de Segunda B, para no bajar a Tercera. Capuani, quien dijo representar a un grupo inversor italiano, se hizo con las riendas del club en enero y, detrás de él, según la investigación, hay una red que cerraba amaños conectada con la 'Ndrangheta, la mafia calabresa, publicó El Confidencial.
    En realidad, según el diario, no había ningún fondo inversor detrás de Capuani, sino una organización liderada por Ércole di Nicola, un ex jugador y ex directivo deportivo italiano con antecedentes penales en su país. En 2015 fue detenido en una macrooperación en Italia contra la compra masiva de partidos y las apuestas ilegales en el fútbol. La fiscalía italiana lo descubrió cuando investigaba otros negocios de la 'Ndrangheta, con la que, según los investigadores, está conectada.
    Di Nicola formaba parte presuntamente del grupo que cerraba los amaños para que el dinero se multiplicara sin riesgo. En enero, la junta gestora del Eldense, de Alicante (este del país), que buscaba de forma desesperada dinero para mantener la categoría, aceptó la propuesta de Di Nicola y Capuani, y cedió a este último la gestión deportiva y económica del club. Pronto comenzaron a llegar jugadores, la mayoría procedentes de Italia. "Llegaron 20 jugadores de golpe y sabemos que muchos llegaron pagando", explicó David Aguilar, presidente del Eldense, que rompió el contrato con los italianos el domingo. "La mayoría, por supuesto, no tiene nivel para jugar en Segunda B, pero los traían porque pagaban", añade. Cheikh Saad, delantero del Eldense y uno de las figuras del equipo, destapó el fraude luego de darse cuenta antes del encuentro de que estaba pasando algo raro cuando no fue alineado para el partido trascendental ante el líder Barcelona B.
    Al terminar el partido, Saad, mauritano de 26 años, corrió al vestuario donde un compañero le dijo: "Que sepas que hay jugadores que han vendido el partido".
    Posteriormente, Saad escribió en Twitter: "Saldrá todo porque el 12 a 0 es irreal y al final todo saldrá a la luz". Según el diario El País, Saad acusa a cuatro o cinco de sus compañeros por el arreglo.
    "En principio, eran órdenes de arriba, del entrenador. Era que 'este partido está visto para sentencia'". No dije ni una palabra en el banquillo, no hice ningún cambio ni mandé a nadie a calentar. Y presenté mi renuncia", expresó Fran Ruiz, español que figuraba como DT oficial en la planilla.
    "Es un sinvergüenza. Estoy seguro de que él lo sabía. Yo soy el que más ha hablado y me da un poco de miedo todo este tema de la mafia de Calabria", replicó Saad. La propia directiva de Eldense dio la voz de alarma el domingo, suspendió al equipo y pidió a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y a la policía nacional que investigaran el presunto amaño de la goleada del sábado.
    La Liga investiga ahora otros cuatro partidos de Eldense en esta temporada. Capuani y su secretario técnico Salvatore Casapulla habían sido forzados a abandonar Jumilla, otro club de ascenso, a principios de marzo de 2016, tras una rebelión del plantel, que resistió ordenes ilegítimas. El plantel encabezado por el capitán Jorge Perona y asesorado el abogado Paco Serrano llevaba tres meses sin cobrar, en medio de sugerencias de amaños y una avalancha de fichajes de jóvenes de poco currículum para competir en Segunda B.
   

No hay comentarios: