jueves, 6 de abril de 2017

El paro fue contundente en todo el país

Uno de los integrantes del triunvirato que conduce la CGT, Héctor Daer, reiteró este jueves que el paro fue "contundente" y tuvo un impacto "similar en todas las regiones del país".

Así lo afirmó el dirigente sindical al hacer una evaluación de la primera medida de fuerza en la sede de la central obrera de la calle Azopardo.

Acompañado por los otros miembros del Consejo Directivo de la CGT, Daer también celebró el fallo de la Justicia que ordenó al gobierno convocar a una paritaria nacional para discutir el salario docente.

a medida de fuerza convocada por la CGT, pero impulsada por las bases del movimiento de trabajadores, que durante la jornada del pasado 7 de marzo exigió al triunvirato que “ponga fecha al Paro Nacional”, finalmente se sintió hoy en todo el país con una contundente adhesión de la clase trabajadora calculada en un 90%, uno de los más exitosos en las últimas décadas. No hubo transporte, tampoco funcionaron las dependencias públicas, ni el sector financiero y la mayoría de fábricas y comercios permanecieron cerrados, en el marco del #persianazo convocado por las entidades Pymes más representativas.
“La medida es contundente más allá de esas medidas (de piquetes). Es contundente porque los trabajadores decidieron plegarse al paro en su totalidad”, aseguró Jorge Sola, secretario de Comunicación de la CGT, quien sostuvo que los cortes en los accesos a Capital Federal son llevados a cabo por “sectores de perfiles políticos no gremiales”.

En medio de la jornada de protesta de alcance nacional, el presidente Mauricio Macri inauguró el World Economic Forum

Durante una conferencia de prensa en la sede de la CGT, el secretario de Comunicación replicó al Gobierno nacional al asegurar que el paro general convocado por la central obrera “no es una extorsión”, como dijo el ministro Jorge Triaca, aunque reconoció que la medida tiene “un fin político” porque apunta a que “cambie la política económica”.
En tanto, Carlos Acuña, integrante del triunvirato de la CGT, aseguró -más temprano- que el paro contra el Gobierno es “un éxito” y advirtió que el presidente Mauricio Macri “está desubicado en cuanto al problema que hay” en el país y habla como “los patrones” que se “creen dueños de la verdad”. En la jornada de la primera huelga general contra la Casa Rosada, Acuña justificó los piquetes desplegados por agrupaciones de izquierda en los accesos a esta Capital al plantear que se trata de “desocupados”.
“Siempre los empresarios son los que hacen los negocios, se llevan la plata afuera y después los malos son los que hacen los piquetes; los que hacen los piquetes son producto de la necesidad, del hambre“, resaltó.
En contraparte, el titular de la cartera laboral, Jorge Triaca, retrucó “la gente nos eligió para cambiar…Así que hay que parar de mentirnos, agredirnos, de extorsionarnos, de usar a los chicos como rehenes, parar de mirarnos como enemigos. Hay que parar la mano y ponernos a laburar”, enfatizó.
En declaraciones a la prensa, el funcionario expresó: “Es un paro con alta adhesión, sobre todo en el transporte que afecta al resto de los trabajadores, creemos que hay mucha gente con voluntad de ir a trabajar, que no puede acceder por el paro de transporte”.
También el secretario gremial de la CGT y secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, reclamó al gobierno de Mauricio Macri que “tome nota” del amplio acatamiento del paro nacional y que “llame a una mesa de diálogo en serio” con las centrales sindicales para atender sus reclamos sobre las políticas económicas.
“El Ministerio de Trabajo en vez de criticar el paro, debe llamar a una mesa de diálogo en serio”, sentenció Moyano, durante una conferencia de prensa en la sede de la CGT, al tiempo que remarcó la “contundencia” de la medida y advirtió que “nos tiene sin cuidado que los funcionarios quieran deslegitimar” el paro.
Moyano criticó los cortes de ruta que realizaron los partidos de izquierda en los accesos a la Capital Federal, pero también rechazó la “represión” por parte de la Gendarmería, al considerar que “el Gobierno actuó envalentonado por la marcha del sábado (en apoyo a su gestión) que pedía palos para las manifestaciones”.
Mientras tanto, el presidente Mauricio Macri se mofó de la jornada de protesta al inaugurar el World Economic Forum for Latin America, “nosotros estamos acá, trabajando”, dijo el mandatario en una muestra más de odio de clase y muestra contundente que los trabajadores no son prioridad de este modelo económico.

No hay comentarios: