jueves, 30 de marzo de 2017

Productos símbolo de la UE en la mira de Trump

El gobierno de Donald Trump está evaluando imponer aranceles punitorios del 100% contra algunos productos muy conocidos de Europa como respuesta al veto de la Unión Europea a la carne bovina de Estados Unidos tratada con hormonas.

   
 Así lo afirmó el Wall Street Journal, al indicar entre los productos que están en la mira de Washington a los "scooter" Vespa producidos por la Piaggio en italia, el agua francesa Perrier, controlada por Nestlé, y el queso Roquefort.
    La medida respondería a las protestas de los productores de carne estadounidenses, según los cuales la apertura hecha por los mercados de la UE frente a la carne bovina estadounidense no tratada con hormonas es insuficiente.
    El caso, precisa Wall Street Journal, podría ser una primera señal sobre el nivel de agresividad de la Casa Blanca de cara a sus más importantes socios comerciales.
    Durante su campaña electoral, Trump había repetidamente atacado a la política comercial impulsada en los últimos años por Barack Obama, amenazando al mismo tiempo embestir contra las principales economías mundiales, como por ejemplo China, con la aplicación de aranceles por presuntas violaciones de los tratados comerciales.
    En el 2015, el Congreso de Estados Unidos aprobó una ley que facilita la aplicación de aranceles punitorios. Una de las primeras tareas del nuevo representante de Washington para el comercio exterior, Robert Lihgthizer, podría ser precisamente la de decidir si dar vía libre a nuevos "super-aranceles" contra los productos europeos. La designación de Lighthizer debe aún ser confirmada por el Senado.
    Según las normas de la Organización Mundial del Comercio, Estados Unidos puede por otro lado aplicar aranceles punitorios solamente sobre importaciones que tengan un valor relativamente bajo, de unos 100 millones de dólares Desde Italia, el premier Paolo Gentiloni recordó que "la calidad no tiene fronteras: aranceles, proteccionismos, cierres no pueden ser barreras que ponen un freno, un muro a la calidad, que representa al crecimiento y al bienestar para todos".
    La industria Piaggio precisó a su vez con un comunicado que no está preocupada por el tema de los aranceles norteamericanos.
    El mercado de Estados Unidos representa menos del 5% del volumen de negocios de la sociedad, destacaron fuentes cercanas a la sociedad.
    En febrero pasado la empresa italiana participó junto a otras firmas del sector, como Bmw, Ducati y Ktm, en una audición ante las autoridades comerciales estadounidenses precisamente para evitar la imposición de los aranceles. En esa reunión se destacó el fuerte impacto que esas medidas podrían tener tanto en las economías como en el empleo de las fábricas locales en Europa.
    (ANSA).

No hay comentarios: